Año: 1925

Director: Buster Keaton

Un telegrama como excusa argumental en el desarrollo sostenido de un gag cómico. El equívoco y los agentes narrativos de causa y efecto integrados en las líneas de acción de cada personaje.

La forma narrativa en el periodo silente ejemplificaba de manera brillante la exposición de los hechos argumentales y las expectativas sobre el espectador a la hora de abordar la comedia Slapstick, ayudando a construir a través de la puesta en escena, una sucesión de gags dentro de un desarrollo continuado en cada secuencia.

Las Películas de Buster Keaton mantienen la esencia pura de economía en la narración, basada en una serie de motivaciones en el relato, que desencadenan una cadena de acontecimientos. Una cadena argumental de causa-efecto y consecución de metas, donde la esfera de conocimiento en la historia entre personajes y espectador, funciona para apoyar el denominado equivoco” tan fundamental para mantener un ritmo sostenido en el modelo de comedia.

La secuencia de la película “Siete Ocasiones” que pasamos a analizar, constituye un claro ejemplo de como el argumento y los acontecimientos que se suceden, mantienen los rasgos que definen al cine clásico de Hollywood: personajes individuales que actúan como agentes causales donde avanza su deseo en la consecución de una meta.

La Película de Keaton mantiene una exposición de los hechos y unos personajes en el argumento tan definidos como sencillos. El agente de bolsa Jimmy Shannon (personaje interpretado por el propio Buster Keaton) esta cercano a la bancarrota, mientras un abogado de la firma le presentara el testamento de su abuelo fallecido legándole siete millones de dolares, para poder heredar ese dinero deberá casarse antes de las siete de la tarde.

Una de las virtudes en el cine mudo era la economía de sintetizar con la interpretación de un gesto o un comportamiento en un actor, clave para apoyar y hacer avanzar la cadena causal en la historia. Comenzamos el análisis con una escena entre Jimmy Shannon y su socio Billy Meekin en el despacho (Foto1), donde observamos el gesto y la forma de mirarse ambos personajes mientras contemplan el descalabro de las acciones en bolsa (Foto-2). La exposición de los hechos quedan determinados mediante la acción interpretativa, destacando un problema causal en la narración: la firma Shannon & Meekin esta en la ruina.

El movimiento de los personajes sentándose en el despacho para afrontar una posible solución (Foto-3), establece una posición en ambos actores dentro del decorado, clave para la continuidad en el desarrollo de la narración y la secuencia (Foto-4).

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

Mediante una nueva linea argumental y un nuevo alcance de información en la historia, entra en escena un abogado de la compañía (Foto-5) y en su poder un telegrama para Jimmy Shannon legándole el abuelo de este la cantidad de siete millones de dolares (Foto-6). El espectador es consciente de la función de la narración ilimitada en el relato, sabemos dentro de la esfera de conocimiento de los personajes más que los dos jóvenes agentes de bolsa que se encuentran en el interior del despacho.

El abogado de la compañía le informa a la secretaria que desea hablar con el joven afortunado (Foto-7) sin darle ningún tipo de detalles, la narración ilimitada clave sobre la joven secretaria y fundamental para el juego de equívocos que va a desencadenar la continuidad del relato.

Con un corte de montaje, Buster Keaton logra en un plano medio una nueva situación del espacio visual, el abogado le entrega una tarjeta a la secretaria para que pueda ser recibido sin determinar el objeto de su visita. (Foto-8).

 Foto 05Foto 05
Foto 06

Foto 06

Foto 07

Foto 07

Foto 08

Foto 08

El nuevo eje de acción sobre el abogado que trae el telegrama, permite al espectador mantener una visión del personaje en el interior del despacho, la profundidad espacial de la escena logra una perfecta disposición uniendo ambas tramas argumentales desde el arranque de la secuencia (Foto-9).

Con un plano medio de la secretaria con Shannon y Meekin , el cineasta destaca desde la distancia de encuadre la importancia de la nueva escena (Foto-10). Nuevamente el uso de la narración ilimitada es fundamental para lograr un equivoco entre los personajes, ya que la secretaria les informa de la presencia del abogado a los jóvenes protagonistas, entregándoles su tarjeta sin darles ninguna otra explicación de su visita. El espectador conoce la causa pero tanto Shannon como Meekin la desconocen, con un plano medio mas cerrado sobre ambos personajes (Foto-11), deciden no atender al abogado por miedo a una posible denuncia judicial, ante la situación en quiebra en la que se encuentra la firma financiera. La esfera de conocimiento entre personajes y espectadores da lugar a una cadena causal, manteniendo el desarrollo sostenido en la secuencia mediante el efecto de un equivoco”.

 Foto 09Foto 09  Foto 10Foto 10  Foto 11Foto 11

El punto de vista del abogado sera clave para introducirse en el interior del despacho de Shannon (foto-12), el movimiento y los gestos de los actores contienen el dinamismo sin cortes de plano con un uso de la profundidad espacial en la escena. Un coordinado movimiento entre la secretaria y el abogado logran unir las dos lineas de acción (Foto13), donde la narración ilimitada del espectador sobre los personajes ha logrado unificarlos en el equivoco, logrando una nueva cadena de efectos en sus deseos como acciones. Por un lado la insistencia del abogado que desconoce la causa de su no recibimiento y por otro lado Shannon como Meekin, pensando que el objeto de la visita del mismo esconde otras pretensiones y comunicando a la secretaria que no podrán atenderle. (Foto-14).

El deseo del abogado como efecto narrativo le hará tomar la decisión de entrar definitivamente en el despacho de los jóvenes protagonistas (Foto-15), nuevamente se ve frustrado debido a las motivaciones en sus respectivas lineas de conocimiento, que apoyan el equivoco argumental entre los distintos personajes. Meekin conocedor de la información previa de la secretaria, junto con la conversación que ha mantenido con su socio Shannon, sera motivo de no atenderle alegando motivos de tiempo y acompañándole a la puerta (Foto16) (Foto17).

Foto 12

Foto 12

Foto 13

Foto 13

Foto 14

Foto 14

Foto 15

Foto 15

Foto 16

Foto 16

Foto 17

Foto 17

La siguiente escena mantiene los mismos planteamientos en los deseos de cada personaje sobre la narración. En un plano general del recibidor de la firma financiera, el abogado frustrado ante la posibilidad de entregar el telegrama continua esperando a los dos socios, mientras estos salen por la otra puerta del despacho (Foto18), ello implicara a que una serie de situaciones cómicas se manifiesten durante toda la secuencia dando lugar al gag sostenido, impulsado por el sistema de causas y efectos en la esfera del conocimiento del equivoco en los distintos personajes.

El abogado al darse cuenta que salen por la puerta intentara alcanzarlos (Foto-19), un corte de montaje alternara las dos escenas de continuidad en el tiempo, por un lado los dos jóvenes agentes de bolsa que desconocen las pretensiones de su perseguidor esperando el ascensor (Foto-20) y por otro lado un nuevo plano, subordinando el montaje a la acción del espacio con el abogado perdiendo su objetivo (Foto-21). El motivo narrativo vuelve a hacer acto de presencia con un nuevo obstáculo que dificulta al abogado perseguidor a la hora de bajar la escalera (Foto-22), una genial alternancia de los tiempos y los elementos de puesta en escena en beneficio de la comedia, se integran en la narrativa causal y el alcance de la información. El siguiente plano con una continuidad del ritmo de montaje y el movimiento de los actores, vemos a Shannon y Meekin montados en un auto y entrando fuera de campo al abogado, nuevamente ve incapaz de entregarles el telegrama mientras arrancan el vehículo a toda velocidad pensando que las circunstancias que le motivan son otras (Foto-23). De nuevo la esfera de conocimiento entre los personajes y la omnisciencia en el argumento para el espectador logra la capacidad que define al género Slapstick.

Foto 18

Foto 18

Foto 19

Foto 19

Foto 20

Foto 20

Foto 21

Foto 21

Foto 22

Foto 22

Foto 23

Foto 23

La jerarquía de conocimiento en el alcance de la información se sigue manteniendo en la secuencia entre ambas lineas de personajes, el abogado en un taxi persiste en lograr su deseo dentro de la narración persiguiendo a los dos protagonistas camino de la caso de Shannon (Foto-24). De nuevo se mantiene la manipulación de la narración ilimitada en relacionar un equivoco y el movimiento de los actores en la cadena causal, el abogado es impedido por los porteros de la finca de Shannon, impidiéndole de nuevo la entrega del telegrama (Foto-25) (Foto-26).

Foto 24

Foto 24

Foto 25

Foto 25

Foto 26

Foto 26

La perspectiva del espacio y su relación con la colocación de las figuras clave para el desarrollo de continuidad de la secuencia, en la escena podemos observar como el intrépido y persistente abogado logra esquivar a los dos porteros de la Finca. El espectador es consciente de la acción mediante la funcionalidad del alcance de información, “sabemos y vemos más que los dos Porteros que protegen la residencia de Jimmy Shannon” (Foto-27) (Foto-28).

Foto 27

Foto 27

Foto 28

Foto 28

Buster Keaton nos vuelve a situar dentro de la casa, con un plano medio de Jimmy Shannon y Billy Meekin conversando de sus graves problemas económicos y que soluciones plantear (Foto-29). La función de utilizar el espacio fuera de campo con la figura del abogado entrando en escena adquiere un protagonismo muy importante, ya que consigue unificar las dos líneas de acción del argumento (Foto-30). La expresión y el comportamiento de las figuras como elemento gráfico en el cine mudo es fundamental en la cadena causa-efecto de la trama, el abogado al percatarse de que están sentados coloca el telegrama para que de una vez por todas sean conscientes de la noticia (Foto-31), un inserto de montaje resalta la importancia con un primer plano de la carta (Foto-32). En ese momento la esfera de conocimiento cambia por completo en el argumento al percatarse los dos financieros del contenido del telegrama (Foto-33), la narración pasa a ser limitada entre espectadores y personajes, es decir sabemos y vemos lo mismo que los protagonistas rompiéndose el equivoco que ha sostenido todo el gag cómico.

La perspectiva de profundidad espacial ofrece un nuevo ejemplo en la interacción de las dos lineas de acción, de nuevo el abogado es abordado por los porteros de la finca (Foto-34).

Foto 29

Foto 29

Foto 30

Foto 30

Foto 31

Foto 31

Foto 32

Foto 32

Foto 33

Foto 33

Foto 34

Foto 34

Inmediatamente después Shannon y Meekin salen corriendo tras el abogado, nuevamente la cadena de acontecimientos precipita un nuevo deseo como meta argumental.

El siguiente plano general vincula la distancia del encuadre con un nuevo movimiento de las figuras, vemos como los porteros se llevan al abogado a la puerta de salida (Foto-35), mientras el espacio fuera de campo integra un nuevo desarrollo del gag con la irrupción en pantalla de los dos jóvenes agentes de bolsa persiguiendo en este caso al abogado que lleva el telegrama que puede salvarles de su situación económica (Foto-36), cumpliéndose la consecución de metas dentro de la cadena causal del argumento con Shannon y Meekin obteniendo su objetivo (Foto-37).

Foto 35

Foto 35

Foto 36

Foto 36

Foto 37

Foto 37

La conclusión final, una secuencia analizada para entender la integración de los agentes de causa y efecto en favor de un equivoco sostenido, mediante las esferas de conocimiento en cada personaje para lograr un gag cómico.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+