Propiedades del plano

Año: 2008

Director: Marc Foster

Propiedades del plano
Progresivo crescendo del suspense en combinación con el montaje, logrando un rítmico inicio de apertura del Agente 007.
Giacomo Puccini logro conceptos musicales dentro de un contexto operístico que a día de hoy se mantienen como gran influencia a la hora de regir el Cine en pleno siglo XXI.

Un lenguaje definido por la necesidad dramática y el crescendo en el suspense desde pasajes que anticipan la acción o el conflicto que va a producirse.

¿Que relación puede tener una película como “Quantum of solace” la número 22 del famoso Agente 007, con los conceptos musicales del famoso compositor italiano?

Analizamos el montaje continuo desde el tiempo y el espacio narrativo en un minuto de secuencia y como el montaje paralelo logra unificar y anticipar una acción dramática sin que apenas veamos la figura de James Bond.

Mediante la fragmentación del plano diseccionamos el arranque de una de las “Openings Bondianas” mas escuetas y milimetricas de la saga. Un inicio de secuencia sin pausas donde la partitura musical de David Arnold se funde al tono requerido de la acción, anticipando un clímax de suspense y una explosión rítmica del tiempo subordinado a la eficacia del montaje.

Comenzamos el análisis con un encuadre móvil dentro de una toma aérea sobre una escena en el mar y como progresivamente la distancia desde un plano general avanza a un escenario montañoso de fondo (Foto-1), anticipándonos mediante la partitura dramática de David Arnold que algo va a suceder.

Los primeros planos detalles comienzan a alternarse mediante un uso rítmico y acelerado del montaje paralelo como relación dentro de la unidad en la secuencia, introduciéndonos la imagen de un vehículo en movimiento en lo que posiblemente pueda ser un túnel de carretera y dos breves insertos de la parte lateral y delantera del coche (Foto-2) (Foto-3). Estamos asistiendo a la presentación del Aston Martin DBS de 007 sin todavía saber quien lo conduce, de nuevo el rítmico montaje paralelo vuelve a indicarnos con la funcionalidad del encuadre móvil, que la distancia al escenario montañoso se ha acercado paulatinamente para el espectador, logrando una simétrica y veloz concepción del tiempo mediante el corte de ambos escenarios. (Foto-4).

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

Nuevamente la funcionalidad del montaje logra tres breves planos detalle que delatan información argumental para el espectador, por un lado la presencia de la parte trasera de un Alfa Romeo de color negro (Foto-5), un inserto de un primer plano de unas balas que están cargando un arma (Foto-6) y por otro lado la parte delantera del coche conducido por dos individuos (Foto-7). La narración limitada para el espectador no logra suministrarle ningún tipo de información adicional, haciéndole participe a la hora de sugerir mediante el crescendo del suspense que algo esta a punto de producirse. El montaje paralelo sobre la toma en movimiento acercándose aún más al lugar montañoso con la partitura de David Arnold y la presencia en la lejanía de lo que previsiblemente podemos intuir que es un puente de piedra (Foto-8), nos presenta de manera más clara el escenario como choque abierto a la acción y su relación con los distintos insertos de montaje.

Foto 05

Foto 05

Foto 06

Foto 06

Foto 07

Foto 07

Foto 08

Foto 08

Los siguientes insertos mediante planos muy breves mantienen la continuidad del montaje y el aumento gradual de la intensidad de la secuencia, tres planos que nos presentan por primera vez que la figura en cuestión es James Bond, mediante un primerísimo plano le vemos abriendo una guantera (Foto-09), un plano macro de los ojos que delatan al actor Daniel Craig y como es consciente de que alguien le sigue (Foto-10), un nuevo uso del montaje en paralelo con la distancia del encuadre móvil del escenario montañoso con la presencia de un puente de piedra totalmente perceptible al espectador nos aclara aún más nuestra esfera de la información en la narración. (Foto-11)

Foto 09

Foto 09

Foto 10

Foto 10

Foto 11

Foto 11

La partitura musical de David Arnold logra el cenit sonoro de la acción con la manipulación en la distancia del encuadre sobre el puente de carretera y escenario claramente definido de suspense sostenido en la foto anterior comentada.

Cuatro nuevos insertos de montaje muy breves, configuran el arranque de una evidente y frenética persecución de coches. Mediante la función rítmica del corte aun sin verle el rostro, vemos a la figura de 007 en dos planos detalle (Foto-12) (Foto-13) a los mandos del Aston Martin sugiriendo una acción de escapada. Seguidamente un inserto de unas llantas en movimiento (Foto-14) por la aceleración del coche y un primer plano detalle de su parte delantera (Foto-15), refuerzan la idea de velocidad y climax que va a acontecer al evidente eje perceptivo sobre la acción argumental del túnel de carretera, escenario de la persecución a James Bond.

Foto 12

Foto 12

Foto 13

Foto 13

Foto 14

Foto 14

Foto 15

Foto 15

Finalizamos el análisis de la secuencia desde el área de montaje y propiedades del plano, logrando una combinación para dar pistas al espectador de una persecución ahora muy evidente a nivel visual.

Un plano medio corto de un atacante disparando al agente británico (Foto-16) seguido de una nueva perspectiva visual de encuadre con un angulo contrapicado de la misma acción de los disparos (Foto-17), logran una visión coordinada y de continuidad en una situación de tenso realismo. A su vez la dirección artística se fusiona con las propiedades del plano creando una imaginativa percepción mediante el montaje del ritmo sostenida en la acción.

Una cámara colocada sobre el vehiculo de Bond reflejando a sus perseguidores (Foto-18) mediante un nuevo ángulo contrapicado y una movilidad de reencuadre con una panorámica sobre los mismos (Foto-19), transmiten las cualidades necesarias que requiere una coreografía propia del genero, introduciendo al publico de manera más clara en el escenario argumental desde diferentes puntos visuales hábilmente montados.

Foto 16

Foto 16

Foto 17

Foto 17

Foto 18

Foto 19

La conclusión final, la habilidad del montaje paralelo y el uso del corte rítmico sobre planos detalle, logrando un crescendo de clara gradación ascendente a un cenit explosivo en un escenario abierto al suspense de una acción.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+