Propiedades del plano

Año: 1961

Director: Hyun Mok Yoo

Propiedades del plano
El paralelismo narrativo como reflejo del dolor en un país dividido por la postguerra y su consecuencias socioeconómicas.
La guerra en Corea supuso un importante retroceso en el sistema de producción cinematográfica limitándose a un tipo de películas vinculadas a la propaganda política. A partir de 1956 con la supresión de impuestos sobre las películas, Corea del Sur comienza un importante boom de estudios y compañías apareciendo cineastas muy interesantes que durante la década de los años sesenta mantendrán una época de esplendor.

Yu Hyun-mok es uno de los directores más interesantes de su generación logrando con Obaltan (una bala perdida) en el año 1961, un potente drama realista con las consecuencias de la postguerra como telón de fondo.

Un relato coral que nos sirve para analizar desde la forma narrativa apoyada en otras áreas el proceso de descomposición de una nación lastimada de manera económica y social, a través del paralelismo argumental de sus personajes con los efectos desastrosos que supuso un conflicto armado.

A la hora de presentar el núcleo de la historia, la vida de una familia en la Corea de posguerra, es importante señalar como arranque del análisis, la semejanza formal en la presentación de los principales personajes de la trama dentro un simétrico planteamiento de puesta en escena y una iluminación contrastada y dura, para elaborar un dramático escenario de desesperación en sus vidas.

Personajes como Myeongsuk (FOTO-1), sus hermanos Yeongho y Cheolho (FOTO-2) (FOTO-3) y la vida de un antiguo militar mutilado incapaz de mantener una relación sentimental con Myeongsuk, debido a sus heridas y a la desintegración marginadora que sufre como soldado traumatizado en una posterior reinserción social y laboral (FOTO-4), son el eje fundamental en la trama.

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

Las diferencias como choque entre los perfiles de personalidad de los personajes por su semejante situación sociológica es muy evidente durante toda la película. Una situación de desesperación insostenible donde la funcionalidad del espacio en los decorados en el que se desenvuelven, ocupan un primer plano de identidad y simbología a la hora de reflejar una prisión hermética como realidad en su dolor humano.

Foto 05

Foto 05

Foto 06

Foto 06

Foto 07

Foto 07

Las estructuras paralelas como conflicto de separación y distanciamiento emocional en las distintas vidas de los personajes, mantienen a su vez lineas de acción narrativa muy bien resueltas debido al efecto sintomático de una guerra.

Mediante la función visual de una barrera ferroviaria, Hyun-mok simboliza una antigua amistad lastrada por el pasado y abierta al fatalismo. Muy bien resuelta en una secuencia de plano y contra plano de eje de miradas (FOTO-8) (FOTO-9), donde la sugerencia hacia el espectador es determinante desde la posición de los actores y la significación del espacio en exteriores.

Foto 08

Foto 08

Foto 09

Foto 09

El distanciamiento, la desigualdad como la marginación social entre los propios personajes, se dan la mano en diferentes segmentos de la historia como base en un paralelismo de lineas argumentales y composición en el cuadro con la colocación y movimiento de sus actores.

Ya sea por la diferencia laboral (FOTO-10), el rechazo sentimental a mantener una relación por las consecuencias de unas heridas traumaticas (FOTO-11), la vergüenza y los prejuicios entre hermanos por una situación de prostitución en Myeongsuk (FOTO-12) o el choque psicológico frente a la pobreza entre Yeongho que busca el camino de la delincuencia frente a la remisión y pasividad de Cheolho en el continuo sacrificio. (FOTO-13). Las simetrías de análisis son de nuevo evidentes en unos personajes frustrados por unas consecuencias en un país devastado.

Foto 10

Foto 10

Foto 11

Foto 11

Foto 12

Foto 12

Foto 13

Foto 13

Las metáforas constituyen sutilezas muy importantes entre los personajes y su situación frente a la realidad que les ha tocado vivir. Una idea expuesta de manera hábil por Hyun-mok en distintos extractos de la película como paralelismo narrativo dentro del conflicto del relato en una nueva combinación de puesta en escena y comportamiento de los actores.

Foto 14

Foto 14

Foto 15

Foto 15

El uso del montaje yuxtapone marginación y conflicto social como idea implícita para emparentar a diferentes personajes dentro de un paralelismo narrativo que les une.

En una secuencia de la película vemos caminar a Cheolho volviendo de su trabajo (FOTO 16), momento que sirve al público para ser testigo del entorno de pobreza en el que vive la familia muy cercano a la influencia Neorrealista europea. La alternancia del corte nos lleva a un nuevo plano en la habitación de la madre de Cheolho gritando desesperada (FOTO-17), a continuación un nuevo corte de montaje de unos aviones militares sobrevolando los cielos (FOTO-18), expresan un choque dialéctico y emocional mediante el montaje de un terrorífico momento psicológico de una madre y un hijo relacionados por las heridas de la postguerra, muy bien expresadas mediante la influencia del montaje gráfico llevándoles a una situación al limite de sus posibilidades.

Foto 16

Foto 16

Foto 17

Foto 17

Foto 18

Foto 18

Foto 19

Foto 19

Las consecuencias sociales arrastran a los personajes a un sostenido desmoronamiento interior como reflejo de un entorno desolador. Una exteriorización del dolor para reflejar un sufrimiento emocional y físico en cada uno de ellos, donde Hyun-mok logra planteamientos muy paralelos en lineas de acción narrativa como actos de liberación psicológica en sus actores. Ya sea mediante la rabia de la violencia autoinflingida (FOTO-20) (FOTO-21), la liberación de una aflicción insoportable reflejada en un dolor de muelas (FOTO-22) o las heridas provocadas por la rotura de un cristal debido a una intensa borrachera (FOTO-23).

Foto 20

Foto 20

Foto 21

Foto 21

Foto 22

Foto 22

Foto 23

Foto 23

Finalmente el entorno referencial de un país dividido y devastado por la pobreza de la postguerra adquiere desde el estudio de sus escenarios, numerosas lecturas de denuncia en consonancia con la composición y el estudio de su puesta en escena. Una puesta en escena en sus variadas áreas estilísticas que logran explorar una idea argumental simétrica sobre una realidad social: la prostitución marginadora en las mujeres reflejada mediante el impacto en una iluminación de tono bajo contrastada y expresionista (FOTO-24), las continuas manifestaciones sociales desde una iluminación de menor contraste y un aire más documental, que intensifican la dramatica linea argumental de los actores principales (FOTO-25), o el choque más abstracto entre el espacio y la posición de un actor a la hora de reflexionar sobre la condición sintomática como reflejo a un mundo indiferente ante el dolor que les ha tocado vivir.

(FOTO-26) (FOTO-27).

Foto 24

Foto 24

Foto 25

Foto 25

Foto 26

Foto 26

Foto 27

Foto 27

La conclusión final, el paralelismo de situaciones y personajes desde distintas áreas cinematográficas para abordar similares lineas argumentales de una Corea dividida y marcada por la postguerra, reflejando el dolor inhumano y la desesperanza en sus habitantes dentro de un drama realista y trágico.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+