Propiedades del plano

Año: 1932

Directora: Leni Riefenstahl

Propiedades del plano

La funcionalidad de un encuadre y la perspectiva del espacio para sugerir mas allá de sus imágenes un ideal romántico de valores a través de la naturaleza.

Las teorías del Húngaro de origen judío Béla Bálazs sobre el estudio de la forma cinematográfica y el lenguaje fílmico a la hora de transformar la realidad, son determinantes a la hora de analizar la película de Leni Riefenstahl. Una fábula fantástica de carácter poético y popular sobre una vieja leyenda de carácter mitológico, donde la reflexión de Balazs (también colaborador en la producción de la película) esta muy presente en el film, analizando el cine como un lenguaje de construcción que modifica su propio universo de planos, encuadres y ángulos al servicio de una narrativa de significación visual.

Riefenstahl con una fuerte inspiración en el paisajismo pictorico de Friedrich basado en la espiritualidad y el romanticismo por la naturaleza, construye una obra de gran definición cinematográfica en cada plano al servicio de unos encuadres, que estudian las perspectivas de un espacio para sugerir mas allá de la imagen visual, coincidiendo con las teorías mencionadas de Béla Bálazs.

Un relato de sencillo planteamiento argumental sobre Junta (interpretada por Riefenstahl), una muchacha marginada que vive en la montaña alejada de los limites de un pueblo atemorizado por una luz azul que proviene del monte Cristallo, siendo acusada de ser una bruja causante de una maldición sobre la comarca. Una Historia de misticismo y paganismo con una lectura de la individualidad como vinculación a una religiosidad mas abstracta, frente a la intolerancia y la rigidez del ideal cristiano.

Analizaremos las propiedades del plano desde la funcionalidad de un encuadre (sus ángulos, niveles y distancia), las relaciones de perspectiva de los efectos especiales en la imagen y las combinaciones de puesta en escena relacionadas con la iluminación y la profundidad de las figuras, diseccionando con el lenguaje visual un significado implícito en el argumento.

Los ángulos de encuadre en un plano implican desde el arranque de la película una idea visual de hegemonía espacial en una comarca y su poder frente al medio natural, muy bien representada por planos contrapicados (Foto-1) (Foto-2) en una exposición referencial del marco de la historia. El ambiente pastoril y romántico de los niños es captado con una mirada documental de serena representación del ideal costumbrista (Foto-3), al igual que la utilización del plano general y la manipulación de la iluminación, que nos ayuda a considerar la enigmática presencia del Monte Cristallo y su importancia en el argumento. (Foto-4)

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

La vinculación fabuladora de la protagonista “Junta” y el espíritu de la montaña es representada por un técnica de montaje mediante una sobreimpresión suavemente encadenada , que ayuda con su continuidad visual a una elipsis en el tiempo sobre primeros planos, relacionando presente y pasado en el tiempo narrativo sobre los orígenes de un cuento popular. Un sugestivo y mágico uso de la iluminación en los encuadres que potencian la capacidad en el espectador.

Foto 05

Foto 06

Foto 07

Foto 08

Foto 09

Foto 10

Los planos generales de Junta caminando por la montaña con el fondo de la cascada en la perspectiva espacial, adquieren la prominencia equilibrada de la figura humana y su relevancia en el entorno natural. La iluminación manipulada y el trucaje visual permite la superposición en dotar de brillantes contraluces resaltando la silueta de la protagonista en una atmósfera tan irreal como emocional .

Foto 11

Foto 12

Foto 13

Las continuas incursiones de Junta al pueblo y el rechazo de los lugareños supersticiosos y envueltos en una rigidez cristiana mantendrán una continua incomprensión sobre la joven protagonista tachándola de bruja y causante de los males en la población. Riefenstahl mediante el uso de la profundidad de campo y una variante en la iluminación en los distintos términos espaciales, logra esa sensación de miedo y distancia entre los personajes (Foto-14). La siguiente escena un plano medio largo con la posición de los actores y la intensidad relativa de la iluminación conforma la composición global de las figuras y el sentimiento entre temor y repudio sobre Junta (Foto-15), de la misma manera mediante la función del plano general y la geometría del encuadre, establecemos paralelismos visuales sobre planos similares en la atención de los lugareños según entra la figura de los sacerdotes o el personaje de Junta. (Foto-16) (Foto-17)

Foto 14

Foto 15

Foto 16

Foto 17

Es de vital importancia en la realización de una secuencia de acción como es el caso de una persecución, donde el montaje se subordine a la situación del espacio y que el espectador sea consciente en todo momento, de una descriptiva continuidad espacio-tiempo sin imperfecciones ni descomposiciones gráficas y que la colocación de la cámara sea precisa en su director.

Riefenstahl logra con una persecución y un pretendido linchamiento del pueblo sobre Junta, una elección dinámica de montaje y colocación del encuadre en concordancia con las características del contexto espacial.

Ya sea con la funcionalidad del espacio fuera de campo y el reflejo del agua como interpretación del encuadre en el significado metafórico de dos mundos opuestos, donde vemos a Junta correr mediante un plano medio de sus piernas por el rio (Foto-18) (Foto-19) o con la implicación de la distancia del encuadre y la sabia elección de un escenario, guiando nuestra atención en los detalles de la persecución por las calles del pueblo (Foto-20) y el puente que separa la comarca del bosque con total claridad perceptiva del entorno en un gran plano general (Foto-21), Riefenstahl nos sitúa con total claridad perceptiva mediante el encuadre en una secuencia sostenida de acción del argumento .

Foto 18

Foto 19

Foto 20

Foto 21

El carácter místico y fantástico del relato en las escenas de luna llena y su reflejo sobre el Monte Cristallo irradiando una luz azul maravillosa fruto del temor de los aldeanos supersticiosos, queda subrayado mediante primeros planos montados de las figuras con un eje de miradas sobre el evento astronómico. (Foto-22) (Foto-23) (Foto-24)

Foto 22

Foto 23

Foto 24

A su vez la atmósfera simbolista clave para entender el expresionismo, se manifiesta con la distancia del encuadre y la intensidad de la iluminación destacando el influjo sobre el rostro de Junta. Una alternancia del montaje del eclipse con primeros planos de la muchacha, que apoyan la teoría de Bálazs sobre el lenguaje visual para expresar más allá de las imágenes y el poder de la palabra.

Foto 25

Foto 26

Foto 27

Foto 28

Los paisajes naturalistas y el estudio del movimiento de las nubes para captar el fugaz efecto de la luz de clara referencia pictórica, son desarrollados por Leni Riefenstahl a través de técnicas fotográficas como el “Time-Lapse” (Foto-29) (Foto-30) y brillantes resultados de geometría espacial en los diferentes términos de profundidad en el encuadre y sus fuentes de iluminación (Foto-31) (Foto-32). Planos generales de una espiritualidad en la naturaleza clave para entender el Romanticismo de la pintura del XVIII.

Foto 29

Foto 30

Foto 31

Foto 32

A su vez las cualidades con la experimentación del trucaje visual con la iluminación para visualizar un efecto natural de movimiento en sombras inherentes apoderándose del simbolismo montañoso, logran una interpretación en las imágenes muy apoyadas en planos generales, ayudando a un ejercicio de puro documental de vanguardia y funcionalidad narrativa de carácter implícito en el argumento.

Foto 33

Foto 34

Foto 35

Volviendo a la fascinación de Riefenstahl por la filmación documental, descubrimos como la capacidad de montaje en una serie de planos de animales mantienen un coordinado trabajo de continuidad y eje de mirada en la integración de la secuencia y su desarrollo argumental. Al grito de Junta (Foto-36) los animales manifiestan una relación muy profunda con la muchacha, una profundidad armoniosa y relacionada con el entorno que la rodea que la directora alemana expresa mediante la distancia de los encuadres y el uso del corte de planos. (Foto-37) (Foto-38).

Foto 36

Foto 37

Foto 38

En el ultimo tramo de la historia la propiedad del plano ayuda al sistema narrativo mediante la utilización del encuadre móvil, desarrollando la relación de Junta y un joven pintor vienés que decide irse a vivir con ella en su refugio de las cimas, siendo este el eje argumental en revelar a los pobladores de la comarca los preciosos cristales de la montaña con la consiguiente profanación de estos y el descubrimiento inesperado de la muchacha.

El carácter místico de Junta como una criatura de la montaña queda manifestado en un controlado uso de la perspectiva y la profundidad de campo, visualizando las dos figuras en el encuadre y en concreto mediante la iluminación contrastada (Foto-39)

Seguidamente un corte de montaje en un primer plano de los minerales de la montaña (Foto-40) nos confirma la estrecha relación del entorno y Junta. Un posterior y ligero travelling panorámico hacia su figura en un controlado movimiento (Foto-41) (Foto-42) observamos el poderoso influjo de la luz azul de la montaña sobre su figura, reforzado con dos primeros planos montados en paralelo de los minerales cristalinos y de Junta respectivamente. (Foto-43) (Foto-44)

Foto 39

Foto 40

Foto 41

Foto 42

Foto 43

Foto 44

Leni Riefenstahl siempre recordaba que se había criado como una “hija de la naturaleza”, amante de la fuerza y la perfección de la misma con unas cualidades físicas sorprendentes tras la aparente fragilidad que desprendía, una imagen que continuamente trasladaría a todas sus películas y en concreto en la película analizada. Un análisis destacando la distancia y los ángulos de encuadre para transmitir el realismo visual y físico de claro espíritu documentalista, con el que Riefenstahl nos transmite con la vibrante secuencia de junta escalando la montaña intuyendo la profanación de su templo sagrado.

En todos ellos podemos observar unas cualidades brillantes en el momento de la escalada con una vinculación en el uso del montaje y la colocación de la figura mediante el encuadre, ya sea en planos medio-largos (Foto-45) (Foto-46) como primeros planos de angulo picado (Foto-47), contrapicados reforzados por el uso de contraluces resaltando la silueta de Junta en la escalada (Foto-48) y en grandes planos generales de una espectacularidad apoyados en una toma larga de la secuencia completa. (Foto-49) (Foto-50).

foto 45

Foto 46

Foto 47

Foto 48

Foto 49

Foto 50

La profundidad espacial como percepción de la figura de fondo frente al primer termino de la imagen, es utilizada por Riefenstahl explotando las posibilidades de la iluminación una vez que Junta se ha introducido en el interior de la montaña (Foto-51), realzando los puntos de intereses y el equilibrio de composición del escenario en el fotograma (Foto-52) mientras vemos caminar a la muchacha hacia el primer termino del encuadre.

Foto 51

Foto 52

Terminamos el análisis de las propiedades del plano con una relación en los modelos de desarrollo narrativo a la hora de establecer una vinculación de cierre entre el final y el inicio del relato. Dos primeros planos que relacionan la profunda lectura de fabula en torno a su personaje dentro de la historia mediante el montaje encadenado y sobreimpresionado de Junta (Foto-53) y la portada con su rostro (Foto-54) ilustrando el libro que desarrollaba todo la leyenda al arranque de la película.

Foto 53

Foto 54

La conclusión final, las propiedades del plano ligadas a una significación visual para expresar más allá de sus imágenes. El valor del encuadre para sugerir y subrayar la fascinación de la fantasía por la montaña y el entorno natural, en un mundo paisajista de idealización armoniosa y fuerte carga emocional.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+