Propiedades del plano

Año: 1937

Director: Jean Renoir

Propiedades del plano
El paralelismo narrativo y el estudio de perfiles como análisis sobre la desintegración de la aristocracia.
Distinguir el enorme humanismo en el cine de Jean Renoir ayuda en gran medida a disfrutar de las enormes virtudes en su Obra. Partiendo de un relato de corte belicista, el Cineasta francés se desmarca enormemente de ello para mostrarnos en “La gran ilusión” una humanidad alejada de patriotismos y valentía como discurso. La historia de unos hombres marcados por la consecuencia de una guerra inútil, el peso de las relaciones humanas, el estudio de clases y la desintegración de la aristocracia. Una dimensión de sabiduría intacta a día de hoy después de los casi ochenta años que tiene su realización.

Lejos de realizar un análisis general de la película, la idea es introducirnos mediante el área de la forma narrativa en la descripción de perfiles en varios momentos de la película de dos de sus personajes principales: El Capitán Von Rauffenstein (interpretado por Eric Von Stroheim) y El Capitán de Boeldieu (interpretado por Pierre Fresnay). Un estudio a través del paralelismo argumental de cada uno de los oficiales en combinación con otras áreas de la forma cinematográfica, para desarrollar desde su condición de aristócratas convertidos en militares, un emparejamiento de contrastes y similitudes dentro de la temática de Renoir sobre las relaciones humanas y sus formas de comportamiento como lectura desintegradora de un estrato social al que pertenecen.

ILUSION-02 ILUSION-01

Comenzamos el análisis destacando la inexistencia visual de escenas bélicas y de frentes o personajes malos dentro del contexto de la historia, por el contrario si encontramos desde el arranque de la película y de su primera secuencia educación, camaradería y cortesía entre los distintos bandos contrarios ya sean alemanes o franceses. Pasamos a analizarla.

Jean Renoir mediante la función narrativa de una elipsis temporal logra conectarnos dos secuencias donde existe una transición entre ambas como puente de carácter subliminal (una misión aérea por parte de un grupo de aviadores franceses que serán derribados y capturados por el frente alemán), una acción del relato que el publico no ve y que Renoir conecta mediante la preparación de la misión previa de De Boeldieu (Foto-1), para continuar con una nueva linea de acción en Von Rauffenstein (Foto-2) informando que ha derribado varios objetivos y que los prisioneros sean tratados de manera respetuosa.

Renoir remarca las dos acciones de dos espacios diferentes mediante la narrativa del dialogo, para que el publico logre conectarlas e intuya que los aviones derribados que cita Von Rauffenstein son los de la misión del oficial Frances, los mecanismos elípticos de la narrativa temporal al servicio de su estilo y sus lecturas, transmiten al espectador una relación de conexión entre la acción y sus personajes.

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

A continuación y dentro de la misma secuencia, el cineasta francés describe con la entrada de los militares apresados y el primer saludo entre los dos oficiales (Foto-3), un perfil de personalidad marcado por su condición aristocrática. El tratamiento humanista y de igualdad por parte de Renoir se expone con el trato recibido entre los dos bandos contrarios invitándoles a comer en la misma mesa, momento en el cual se vuelve a recalcar la estrecha relación entre los dos oficiales, mientras hablan de su vida social antes del estallido del conflicto bélico. Mediante un angulo contrapicado de encuadre sugiriendo una superioridad clasista en Von Rauffenstein muy reforzada con la perspectiva de fondo en un cuadro de Guillermo II, Renoir logra una descripción de su personaje en concordancia con su estatus social. (Foto-4).

De nuevo la narrativa nos ayuda a identificar y describir un perfil de personalidad en ambos personajes con unos hechos que los vinculara posteriormente en la trama.

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

No es casualidad que la historia avance con el grupo de prisioneros franceses (incluido el personaje del oficial De Boeldieu) transferidos al Castillo-fortaleza de Wintersborn frustrando sus ansias de libertad con un anterior intento de fuga. El campo de prisioneros por otra parte es comandado por Von Rauffenstein tras ser herido de Guerra y relegado a la citada fortaleza, un espacio abierto a lecturas de carácter clasista, donde narrativamente Renoir logra contrastar nuevamente los perfiles de personalidad de ambos oficiales burgueses en su lectura de expiración social.

Foto 05

Foto 05

Foto 06

Foto 06

Las propiedades del plano logran reforzar mediante el encuadre móvil las características que definen el carácter aristocrático de Von Rauffenstein en su dormitorio improvisado de Wintersborn en una nueva secuencia, dotando al espectador de información narrativa sobre la personalidad del oficial en combinación con su puesta en escena.

La secuencia comienza con un brazo grúa en forma de toma vertical donde vemos una serie de objetos de atrezzo que funcionan dentro de la diegesis del espacio y que de manera implicita ayudan a detallar la condición clasista del oficial alemán y su elegancia en el campo de batalla.

El cuadro de Guillermo II (Foto-7), el sable detrás del cabecero de la cama (Foto-8), siguiendo con una panorámica que continua reencuadrando la importancia de una maceta con una flor (Foto-9) vital en el desenlace de ambos personajes, un travelling diagonal con nuevo atrezzo (Foto-10) (Foto-11), para finalizar con un movimiento de encuadre de la preparación de los guantes por parte del sirviente de Von Rauffenstein. (Foto-12)

Renoir sin ningún tipo de palabras logra una caracterización de un personaje dentro de la narrativa apoyándose en las propiedades del plano y la puesta en escena.

Foto 07

Foto 07

Foto 08

Foto 08

Foto 09

Foto 10

Foto 10

Foto 11

Foto 11

Foto 12

Foto 12

De igual manera los saludos entre ambos oficiales en la nueva prisión de Wintersborn vuelven a ser determinantes y subrayan la diferencia en cada uno de ellos sobre su situación aristocrática y la manera de entenderla. Renoir desde una hábil dirección de gestos en sus actores vuelve a lograr un paralelismo confrontado entre De Boeldieu y Von Rauffenstein. Por un lado el oficial francés saluda al oficial alemán mediante los códigos militares (Foto-13), lo contrario que Von Rauffenstein que pretende mantener las normas que definen una camaraderia mas llana y cercana entre dos nobles con un pasado en común y que sin embargo a De Boeldieu sorprende. (Foto-14)

Foto 13

Foto 13

Foto 14

Foto 14

La siguiente secuencia con el registro de celda sobre los prisioneros franceses, vuelven a ser muy identificables los rasgos narrativos en la descripción de cada personaje y su continuado conflicto en la forma de pensar como choque o forma de ver la aristocracia.

En el momento que están inspeccionado las pertenencias de De Boeldieu en un plano completo de la acción (Foto-15), Von Rauffenstein a grito ¡Dejen eso inmediatamente! (Foto-16), esta sugiriendo como signo de respeto que más que un militar De Boeldieu es un noble que debe de tener un tipo de trato más respetuoso que el resto de oficiales.

Foto 15

Foto 15

Foto 16

Foto 16

Para el oficial alemán es valida la palabra entre caballeros de que De Boeldieu no le miente ni esta escondiendo ningún objeto de fuga, cuestión que no comparte ya que no da un trato de igualdad al resto de sus compañeros de celda.

Mediante un plano y contraplano con escorzo (Foto-17) (Foto-18), Renoir vuelve a reforzar mediante la distancia del encuadre, una funcionalidad narrativa de paralelismo de personajes y su distinta visión de clases frente a esta situación que les diferencia.

Foto 17

Foto 17

Foto 18

Foto 18

Pasamos a uno de los momentos más interesantes de dialéctica entre ambos militares, una nueva secuencia donde Von Rauffenstein invita de manera cordial a De Boeldieu a conversar sobre su pasado antes de la guerra y su relación clasista (Foto-19). El oficial alemán le confesara como detesta su situación actual, relegado a dirigir una prisión por su condición de lisiado de guerra y única ilusión a la que aferrarse debido al estatus militar que le queda. (Foto-20).

Renoir destaca nuevamente la distancia del encuadre para dar importancia a los diálogos en la secuencia, una confesión sociológica de Von Rauffenstein a su interlocutor reforzada por el simbolismo poético de un geranio, como metáfora humanista de la vida y a su vez de la muerte.

Foto 19

Foto 19

Foto 20

Foto 20

Los primeros planos de ambos oficiales remarcan el sentimiento de intimidad y acercamiento de la secuencia a través de su eje de miradas (Foto-21) (Foto-22), apoyando un fuerte ideal de división en la manera de entender y reconocer el paso del tiempo como proceso fragmentador de una clase social que agoniza.

La función de puesta en escena con la simbología del geranio amplia aun más la visión del espectador, consciente de su colocación en medio de ambos personajes (Foto-23), una vinculación narrativa como paralelismo en su carácter aristócrata y la única fuente de vida que les une como amistad, adelantando parte del conflicto final entre los dos personajes. (Foto-24)

Foto 21

Foto 21

Foto 22

Foto 22

Foto 23

Foto 23

Foto 24

Foto 24

El sacrificio de De Boeldieu y su intento de fuga posterior anulada por el disparo de Von Rauffenstein (Foto-25) (Foto-26), representa dentro de la relación entre los dos personajes, una mirada agónica más allá de los muros de la fortaleza en su vinculación como clase social y militares separados por banderas. Un sacrificio que busca la profundidad narrativa de la igualdad en el sostenido paralelismo entre seres humanos más allá de que sean enemigos.

La muerte de De Boeldieu (Foto-27) reflejara en Von Rauffenstein mediante la simbología de esa única flor que finalmente corta (Foto-28) la soledad y el fin con clara referencia humanista en el condicionamiento de unos hombres marcados por la guerra pertenecientes a un antiguo orden social.

Foto 25

Foto 25

Foto 26

Foto 26

Foto 27

Foto 27

Foto 28

Foto 28

La conclusión final, el área de la forma narrativa mediante el paralelismo de dos personajes para establecer vínculos y diferencias desde su estatus clasista, desarrollando a su vez un profundo mensaje pacifista y de igualdad entre hombres, en un contexto de convivencia y fragmentación social.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+