Propiedades del plano

Año: 2004

Director: Quentin Tarantino

Propiedades del plano
La perfecta interacción y continuidad gráfica de una secuencia física de acción, mediante la relación rítmica del montaje y una milimetrada expresividad conjuntada de una dirección con sus actrices.
La técnica de montaje en una película de acción y su relación con las cualidades rítmicas, ayudan a lograr un compás dinámico en beneficio de la tensión, intensificando un clímax apropiado con la aceleración y regulación de planos rápidos para mostrarlos con ritmo en pantalla.

El director Quentin Tarantino y la montadora Sally Menkes logran unificar en “Kill Bill” un espacio fílmico desde la expresividad y puesta en escena de cada encuadre, regulados por un ritmo de montaje de continuidad y precisión elaborada, a la hora de conducir la emociones en el espectador.

El físico como brutal enfrentamiento entre “La Novia” y “Elle Driver, personajes interpretados respectivamente por Uma Thurman y Daryl Hannah, responden a una secuencia con la fantasía del director de Tennessee, en rendir tributo a una serie de géneros como el cine de artes marciales y el Spaguetti Western, sin olvidar un punto de sexualidad y fortaleza sobre el universo femenino, que tanto le gusta desarrollar a Tarantino en su cine.

Con el planteamiento de la citada secuencia sostenida de tres minutos de duración, como pelea de acción milimétricamente coreografiada, diseccionaremos desestructurando distintos momentos de la misma desde el área de montaje, a la hora de analizar un proceso creativo en combinación con las propiedades del plano y una precisión escénica, pocas veces vista en pantalla y enfatizada de un plano a otro mediante el corte gráfico y acelerado.

ZOOM / EXPRESIVIDAD / MONTAJE

Arrancamos el análisis desde el inicio de la secuencia previa al enfrentamiento. Un plano donde vemos a Elle Driver salir de la Roulot de Bud después de haberlo asesinado.

Quentin Tarantino mediante un movimiento de acercamiento con el objetivo (ZOOM) y un trabajo gestual de expresividad en Elle Driver (FOTO-1) (FOTO-2), logra un efecto de sorpresa en su personaje realzado por el efecto de zoom. A continuación un fugaz como estudiado inserto de montaje gráfico de las piernas de la Novia, proyectadas en posición de golpe de ataque (FOTO-3), dinamizan un nuevo corte rítmico de continuidad precisa en un plano general con el efecto del impacto sobre Elle Driver, introduciendo nuestra visión en un nuevo eje de acción dentro de la Roulot. (FOTO-4)

Foto 01

Foto 01

Foto 02

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04


El punto de vista narrativo, puede lograr una enorme expresividad en beneficio del suspense de la secuencia, en combinación con un encuadre móvil y el montaje continuo.

Mediante un movimiento de acercamiento y proximidad en el encuadre, Tarantino logra una interacción perceptiva (FOTO-5) (FOTO-6), entre el personaje de “La Novia” y espectador en la búsqueda de un deseo, hacerse con la Katana para seguir el enfrentamiento con Elle Driver. Nuevamente el sable japones refuerza su cualidad expresiva en la trama, mediante la funcionalidad de un Zoom y apoyado por la subjetividad como punto de vista de la Novia. (FOTO-7) (FOTO-8)

Foto 05

Foto 05

Foto 06

Foto 06

Foto 07

Foto 07

Foto 08

Foto 08


Las cualidades rítmicas de montaje pueden dilatar el tiempo real de una acción
como resultado de un explosivo climax final, creando una perfecta continuidad en la secuencia.

La Novia arranca el ojo restante de Elle Driver, mediante dos planos simultáneos y apoyados por la métrica del montaje acelerado. (FOTO-9) (FOTO-10). De nuevo la expresividad de un zoom de alejamiento sobre Elle Driver (FOTO-11) (FOTO-12) y la precisa combinación del corte intensifican la expresividad actoral de la salvaje acción.

Foto 09

Foto 09

Foto 10

Foto 10

Foto 11

Foto 11

Foto 12

Foto 12


MONTAJE EXPRESIVO / PLANO DETALLE

La creación de planos detalle insertados dentro de un montaje rápido, pueden aumentar un climax de constante tensión en una secuencia, o favorecer la inclusión de nuevas lineas de perspectiva.

El tenso forcejeo que mantienen ambas contrincantes, apoyado por una constante expresividad física de puesta en escena sobre encuadres más cerrados (FOTO-13), ayuda mediante el montaje de planos detalle de un rodillazo de la Novia sobre Elle Driver (FOTO-14), a reforzar su posición. Nuevamente un nuevo corte de un plano (FOTO-15), con la variación de su distancia en el encuadre, emplaza al espectador a sentir como gana terreno en el combate La Novia, y como inesperadamente, con un nuevo plano detalle de un puntapié de Elle Driver sobre la rodilla de su rival (FOTO-16), no solo refuerza su posición también el dinamismo y tensión de la secuencia.

Foto 13

Foto 13

Foto 14

Foto 14

Foto 15

Foto 15

Foto 16

Foto 16


La funcionalidad de un plano detalle a modo de inserto de montaje
también puede formar parte de una sucesión rítmica de planos cuidadosamente yuxtapuestos en su composición.

Desde un plano de perspectiva de La Novia y en escorzo de “Elle Driver, Tarantino subraya una sincopado uso del corte mediante cuatro planos montadas: el ataque de “La Novia” (FOTO-17) (FOTO-18), intentando clavar un pie de lampara hacia el cuerpo de su rival, y la respuesta de Elle Driver no solo lográndolo esquivar (FOTO-19), sino propinándole de manera gráfica en un expresivo plano detalle (FOTO-20), un brutal taconazo en el pie desnudo de “La Novia”.

Cuatro planos donde predomina el manejo perfeccionado del tempo métrico en la acción continuada de la secuencia.

Foto 17

Foto 17

Foto 18

Foto 18

Foto 19

Foto 19

Foto 20

Foto 20

A continuación el taconazo obtiene mediante un nuevo corte de montaje sobre un primer plano de perfil de “La Novia” (FOTO-21) (FOTO-22), una respuesta expresiva de dolor apoyada por la funcionalidad del encuadre de Tarantino, logrando a su vez mediante el gesto de la actriz, dilatar el tiempo sin variar su continuidad, e introducir un nuevo angulo de encuadre sobre un plano picado como eje de acción (FOTO-23). El nuevo eje de acción le permite a Tarantino coordinar el movimiento de Elle Driver desde su posición en el encuadre con un nuevo corte (FOTO-24), para propinarle un nuevo golpe desde el suelo a “La Novia” tras el taconazo anterior. (FOTO-25).

Ocho breves planos de una movilidad y precisión expresiva, mediante las posibilidades del montaje rítmico.

Foto 21

Foto 21

Foto 22

Foto 22

Foto 23

Foto 23

Foto 24

Foto 24

Foto 25

Foto 25


MONTAJE: EJE DE ACCIÓN / EMPAREJAMIENTO DE MIRADAS

La dirección de puesta en escena en los movimientos de las actrices, no solo respetan el eje de acción en sus encuadres, Tarantino logra una coordinación de plano / contraplano y emparejamiento de miradas mediante el montaje continuo, a la hora de establecer una constante tensión visual.

El eje de acción entre “La Novia y “Elle Driver” (FOTO-26) (FOTO-27), permite al espectador sentir la reacción de ambas desde su emparejamiento de miradas y reanudar nuevamente la pelea, con el movimiento simétrico y apoyado por el corte rítmico de montaje de las dos contrincantes moviéndose en sus respectivos ejes de acción del encuadre (FOTO-28) (FOTO-29). Finalmente Tarantino tras un nuevo corte de montaje, logra un impacto visual como expresivo con el choque de ambos personajes (FOTO-30), para finalmente recurrir al efecto de la pantalla dividida, en un nuevo corte de continuidad como respuesta al efecto de la acción (FOTO-31).

Foto 26

Foto 26

Foto 27

Foto 27

Foto 28

Foto 28

Foto 29

Foto 29

Foto 30

Foto 30

Foto 31

Foto 31


En otro momento de la secuencia alterna un plano medio corto expresivo con el perfil de “Elle Driver” preparándose para atacar (FOTO-32), manteniendo la continuidad rítmica en un nuevo corte en la perspectiva y eje de miradas en un angulo contrapicado, corriendo hacia la cámara y respetando la linea de acción sobre “La Novia” en el encuadre (FOTO-33).

El emparejamiento de miradas con un nuevo plano del personaje de Uma Thurman repleto de expresividad gestual (FOTO-34), y su correspondiente movimiento hacia la cámara (FOTO-35), nos sitúa en una nueva interacción coordinada y gráfica con el montaje rítmico (FOTO-36) (FOTO-37), repeliendo “La Novia” el ataque con el que ha iniciado su movimiento Elle Driver (FOTO-38) (FOTO-39).

El tempo breve de un montaje dinámico y preciso vuelve a ser determinante en cada plano individual materializando una constante tensión.

Foto 32

Foto 32

Foto 33

Foto 33

Foto 34

Foto 34

Foto 35

Foto 35

Foto 36

Foto 36

Foto 37

Foto 37

Foto 38

Foto 38

Foto 39

Foto 39


MONTAJE RITMICO: MUSICA EXTRADIEGÉTICA / PUESTA EN ESCENA

Terminamos el análisis con uno de los momentos de la secuencia más vibrantes, relacionando como un cineasta puede guiar nuestra percepción desde las cualidades del sonido y la expresividad con el apoyo del montaje continuo.

Un momento definitivo en un tramo donde la música de fondo subordina por completo a las imágenes, apoyándose en una coreografía de colocación en las figuras dentro del encuadre y un uso del corte en progresión. En este caso al compás de la intensidad de la banda sonora y su uso extradiegético, como logro emocional de una acción.

Mientras suena el tema compuesto por Ennio Morricone “A Silhouette of Doom” como homenaje referencial por parte de Tarantino al Spaguetti Western, el cineasta mediante el área de puesta en escena, logra condicionar la secuencia a la expresividad propia del genero western europeo.

Dos planos simétricamente estudiados y montados con la postura de cada actriz, emparejados de manera gráfica mediante su eje de miradas (FOTO-40) (FOTO-41), más una variación en el angulo y perspectiva del encuadre, con un plano contrapicado de las piernas en primer termino de Elle Driver, mientras vemos en la profundidad espacial del encuadre a la figura de “La Novia” (FOTO-42), en los cuales Tarantino nos predispone a un titánico enfrentamiento de ambas contrincantes, suministrando un suspense sostenido mediante la música extradiegética y la planificación del montaje, sobre la variación en el angulo y distancia de sus encuadres.

Foto 40

Foto 40

Foto 41

Foto 41

Foto 42

Foto 42

A continuación las relaciones rítmicas de montaje, configuran una gradación de suspense en las distancias de sus encuadres sobre primeros planos muy expresivos (FOTO-43) (FOTO-44) y tomas móviles de acercamiento progresivo por parte de Tarantino (FOTO-45) (FOTO-46), al compás de la melodía musical y el tempo gráfico del corte. Por ello las propiedades en la distancia de los encuadres sobre ambas actrices y su emparejamiento de eje de miradas, logran una interacción dilatada de intensidad estilística, como duelo estructurado puramente Leoniano y preámbulo a un desenlace explosivo en la secuencia. (FOTO-47) (FOTO-48)

Foto 43

Foto 43

Foto 44

Foto 44

Foto 45

Foto 45

Foto 46

Foto 47

Foto 47

Foto 48

Foto 48

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+