Propiedades del plano

Año: 1942

Director: Orson Welles

Propiedades del plano

Las relaciones de perspectiva y la función del encuadre en los interiores de una Mansión desde la funcionalidad de un decorado, y el proceso desintegrador de una Familia Aristócrata por el efecto del paso del tiempo y el progreso.

Orson Welles era un cineasta enormemente meticuloso. Una anécdota que detallamos a continuación en la preparación de la película relacionada con la puesta en escena y su estrecha vinculación con el decorado, nos servirá para relacionarla con el análisis en las propiedades del plano y su relación del espacio.

Welles encargo maquetas reducidas de los distintos espacios de la Familia Amberson y se sirvió de ellas para preparar los encuadres y sus movimientos de cámara, ayudándose de un periscopio que le permitía visualmente observar desde el interior de la maqueta, dotando de una importancia esencial en el detalle de cada rincón de la Mansión para ser explorado. Los decorados reales de la Mansión fueron levantados en dos antiguos platos en Culver City, manteniendo una extensa longitud horizontal claves para la posterior relación en el encuadre móvil y el espacio de la Película.

El cuarto mandamiento se desarrolla en Indianápolis a finales del Siglo XIX, basada en una Novela de Boot Tarkinghton, la película gira en torno a una Familia Aristócrata “Los Ambersón” dentro de un fuerte drama familiar, donde temas como la desintegración y el paso del tiempo frente al progreso, irán transformando a la Familia en la imagen visible de la decadencia y su absoluta desaparición.

Pasemos a analizar la función espacial de la Mansión de los Amberson y la importante lectura sobre sus personajes, desde perspectivas de estudio del plano como el uso de movilidad en el encuadre, las tomas largas subordinando la narración a un marco teatralizado, o la utilización de la profundidad de campo, explorando la fotografía barroca de Stanley Cortez, de poderosos contrastes que intensifican el efecto simbólico y expresionista del decorado.

Iniciamos la función del encuadre desde su área de distancia, para reflejar cuatro Fotogramas de la Mansión, que ilustran la presentación y la transición de la Familia Amberson, desde su esplendor hasta su absoluto conflicto dramático y su reflejo simbólico-espacial en cada uno de los escenarios.

Cuatro planos generales enfocados desde la situación de la Mansión, con diferencias en los aspectos visuales de la imagen que denotan el paso del tiempo, observando detalles como la manipulación en el tipo de tira de Película (Foto-1), para intensificar su carácter de tiempo pasado, dando la sensación de presenciar un material de archivo como carta de presentación en la Casa. El dominio con la iluminación logrando un efecto de sobreimpresión y emparejamiento gráfico del día y la noche en los dos siguientes fotogramas: el devenir de la vida Familiar Aristócrata (Foto-2) y sus celebraciones en un ambiente de armonía nocturna (Foto-3). Terminando con un plano general de la Mansión (Foto-4), donde la capacidad espacial de puesta en escena con la función del encuadre, adquieren un dramatismo de fuera a adentro. Un plano general expresionista donde los efectos especiales de una tormenta y su iluminación tenebrista, intensifican el resquebrajamiento en la unidad familiar dentro de la trama, funcionando bajo las convenciones visuales de una autentica película de Terror.

Foto 01

Foto 02

Foto 03

Foto 04

A continuación analizaremos parámetros argumentales de suma importancia, aspectos relacionados con la propiedad del plano y su importancia en el espacio de la Mansión con sus principales personajes, mencionando áreas tan primordiales como la distancia, el angulo o el nivel de un encuadre, la movilidad de una cámara sobre una dolly para hacer un travelling o la perspectiva con la utilización de la profundidad de campo.

1-LA FIESTA DE LOS AMBERSON Y LA FUNCION DE UNA ESCALERA

La secuencia de la Fiesta de los Amberson tiene una capacidad técnica deslumbrante, donde los desplazamientos de los actores y de la cámara, logran una fluidez en el espacio de la Mansión con una naturalidad asombrosa, a su vez nos sirve para reflexionar sobre el paso del tiempo en la funcionalidad del encuadre movil y la fotografía de Stanley Cortez de un decorado, simbolizando la lenta decadencia que se ira produciendo con la metáfora familiar de sus ocupantes.

A traves del primer Fotograma, vemos a la pareja invitada a la fiesta, formada por Eugene Morgan (personaje interpretado por Joseph Cotten), antiguo pretendiente rechazado de Isabel Amberson (Dolores Costello) y a su hija Lucy (Anne Baxter), ambos se introducen en el interior de la Mansión de los Ambersón. La secuencia funciona con un dinámico movimiento de Travelling ejercido sobre una dolly (Foto-5), con los dos personajes avanzando desde una ligero punto de vista subjetivo en relación a la colocación de la camara y el espectador (Foto-6), adentrándonos juntos en el interior de la Sala de invitados (Foto-7).

cuarto_05

Foto 05

cuarto_06

Foto 06

cuarto_07

Foto 07

Inmediatamente el eje de acción de la secuencia cambia con el punto de vista de Welles, induciendo a que observemos el espacio de la Mansión en un plano general, donde la profundidad de campo funciona para enmarcarnos la figura de Eugene Morgan al fondo, con un ligero contrapicado como ángulo de encuadre (Foto-8), destacando la importancia en la puesta en escena de los techos y la opulencia en un lujo recargado y anticuado en el decorado de la Sala, reforzado con el efecto claroscuro en la iluminación de Stanley Cortez (Foto-9). Por otra parte la utilización de continuidad visual en Welles con el encuadre móvil, dentro de un plano general nos ayuda no solo a visualizar la colocación de Morgan y su hija en la parte derecha del encuadre, sino también a la izquierda a tres miembros de los Amberson, el Tio Jack, George Minafer “Hijo” (Tim Holt) y su madre Isabel, coordinando el movimiento de Morgan con el encuadre móvil de arranque en la escena, cerrando cuadro de todos ellos en un plano medio (Foto-10). Destacar la posición de George frente a Eugene Morgan, sus miradas dan la sensación de presagiar uno de los conflicto entre ambos personajes en la película, el irremediable paso de los tiempos y la temática del progreso con la llegada del Automóvil, invento que impulsa a Eugene a hacerse un rico Empresario frente a la vanidad clasista a no evolucionar en la figura Aristócrata de George Minafer que desarrollaremos más adelante.

Foto 08

Foto 09

Foto 10

En la siguiente secuencia, la presentación de la hija de Eugene Morgan a George Minafer le sirve a Welles para continuar explorando mediante las propiedades del plano, las dimensiones del decorado en la Mansión, con la utilización del encuadre móvil y su relación de movilidad en los personajes, logrando una perfecta situación de las dos plantas mediante la función de una escalera, elemento de suma importancia como símbolo de carácter jerárquico de una sociedad clasista.

El arranque de la escena (Foto-11) comienza de manera idéntica, un plano largo con la cámara situada en una dolly y un elegante y suave encuadre móvil, vemos a ambos caminar mientras dejan en su posición a la Madre de George dirigiéndose camino de la escalera, a su vez los personajes de Eugene Morgan y el Tío Jack pasan frente a ellos, con una precisa utilización del espacio fuera de campo y el movimiento coordinado de los actores (Foto-12), en ese momento Orson Welles utiliza el uso funcional de un brazo grúa para mantener la continuidad visual sin cortes (Foto-13) (Foto-14), consiguiendo una visión más elevada del espacio y una perspectiva diferente del primer piso de la Mansión (Foto15), mientras George y Lucy suben la escalera. A partir del siguiente plano (Foto-16) se establece un corte de montaje de continuidad espacial en la secuencia, manteniendo un perfecto emparejamiento, mientras siguen subiendo las escaleras, absorbidos por la tenue iluminación de tono bajo que inunda el espacio por el que caminan y la luz lateral que esculpe sus siluetas con sombras inherentes, en un decorado tan siniestro como abandonado dando la sensación de un Bosque de recuerdos.

cuarto_11

Foto 11

Foto 12

Foto 13

Foto 14

Foto 14

Foto 15

Foto 16

Foto 16

2-RELACIONES DE PERSPECTIVA Y PROFUNDIDAD DE CAMPO SUBORDINANDO ENCUADRE Y POSICIÓN DE LOS ACTORES.

En el siguiente plano (Foto-17) la idea de la escalera revela el carácter clasista de George y su posición, mediante la colocación del personaje mientras conversa con Lucy observamos como funciona la profundidad de campo sobre el Padre de Lucy cogido del brazo de Tia Fanny (Agnes Moorehead), estableciendo un eje de miradas y de comunicación entre el primer y el segundo termino de la escena (Foto-18). A continuación y evitando el montaje, Welles logra exprimir la toma larga con la precisión y la sutileza del movimiento en los actores dentro del espacio, por un lado Eugene Morgan deja a Tia Fanny para dirigirse hacia la posición de los muchachos (Foto-19), sube la escalera y en la parte izquierda vemos el leve movimiento de Isabel como le acompaña hasta reencuadrar Welles la escena con los cuatro personajes (Foto-20).

Foto 17

Foto 17

Foto 18

Foto 18

Foto 19

Foto 19

Foto 20

Foto 20

3- EL CONFLICTO CLASISTA DE LOS AMBERSON

Volvemos al núcleo argumental de la historia para seguir estableciendo desde el conflicto de la historia, combinaciones a la hora analizar las propiedades del plano y su relación con la puesta en escena, en concreto con el escenario y los personajes.

Los Amberson simbolizan a la vieja Aristocracia vanidosa y orgullosa ajena al paso de los tiempos, reflejada en tres Personajes claves en la familia que sufrirán el drama de la realidad sobre sus deseos con la perdida de identidad: La frustración de Isabel Amberson rechazando por su carácter clasista a Eugene Morgan, La tía Fanny solterona y envidiosa desplazada al mayor de los olvidos y George por su carácter egocéntrico y autoritario, un niño malcriado sin cabida en la nueva Sociedad con la innovación del progreso. Tres personajes atrapados entre abundantes lamparas de techo, caprichosas formas de ornamentación y variedad de arcos de un espacio como la Mansión, reflejando una forma de vida de los Amberson con unas oportunidades perdidas para siempre.

Iniciamos el análisis con la figura de George Minafer dentro de una secuencia que supone una confrontación de arrogancia frente al resto de miembros de la familia, en un momento delicado para los Amberson, motivación para desarrollar una función dramática a través de las propiedades del plano dentro de la Mansión.

La escena arranca con un plano medio de George y su madre, dentro de un travelling lateral donde la puesta en escena y en concreto el uso del claroscuro de Stanley Cortez en el escenario de la Mansión, sugiere la integración de los personajes y su entorno (Foto-21). Un eje de miradas de ambos se produce sobre Wilbur Minafer (Padre de George) en el momento que este abre la puerta tras escuchar los ruidos de los pasos y la conversación (Foto-22) (Foto-23), con un nuevo corte de montaje Welles logra a continuación una nueva disposición en el eje de acción de la secuencia, introduciendo en la escena a Tia Fanny y al Tio Jack, utilizando la disposición de las figuras del fondo con el uso de la profundidad espacial del encuadre (Foto-24).

Foto 21

Foto 21

Foto 22

Foto 22

Foto 23

Foto 23

Foto 24

Foto 24

Los siguientes fotogramas muestran la simbiosis entre puesta de escena y propiedades del plano relacionados con el Personaje de George Minafer en la Mansión, momentos como el aislamiento del personaje en el marco espacial mediante el uso direccional de la iluminación lateral (Foto-25), la disposición del cuadro y la colocación de su Personaje y la distancia en el encuadre, resaltando el espacio como metáfora de su propio definición clasista con una sugerida colocación en el decorado y su atrezzo. (Foto-26), o la triste escena de un solitario George arruinado de rodillas en la cama con un nuevo encuadre móvil con apertura de campo, presenciando la dramática escena de su desaparición envuelto en el olvido de una oscura habitación solitaria de la casa (FOTO-27).

Foto 25

Foto 26

Foto 27

La Tia Fanny al igual que George Minafer, establecen un pararelismo en la idea dramática de la Película, solterona y eternamente enamorada de Eugene Morgan mantiene un papel de fuerte vinculo con George y con la Mansión, en un destino irremediablemente marcado a convertirse en un fantasma del pasado. Welles logra una dinámica movilidad de la cámara, en concordancia con la dirección de los dos actores y el decorado de la casa en la secuencia que pasamos a describir, sugiriendo una nueva metáfora de la escalera (subida y bajada de los personajes), en su carácter jerárquico de clasicismo social.

La escena comienza con un plano general del recibidor de la Mansión desde el punto de vista de George y Tia Fanny, observando a escondidas desde la escalera y en una posición elevada la reunión entre Tío Jack e Isabel (Foto-28). Welles mediante un travelling vertical con ligera panoramica sin cortes de montaje, establece una disposición del espacio y los personajes, con George mirando inmediatamente hacia arriba (Foto-29) hasta la posición de Tia Fanny (Foto-30) creando un fuerte sentimiento de unión y vinculo familiar ante la posible decisión de Isabel ya viuda de Wilbur Minafer, de reemprender el romance que nunca debió romper con Eugene Morgan. La escena continua en la misma toma larga entre Tia Fanny y George bajando por la escalera (Foto-31) intentando saber más de esa reunión, con el control milimetrado del encuadre móvil de Welles y el movimiento de los personajes, logra una precisión con el control de la cámara sobre una dolly y un sutil brazo grúa al efectuar movimientos de reencuadre y seguimiento de los actores en la misma toma dentro del decorado (Foto-32). A partir del siguiente plano se produce un corte de montaje, desde un nuevo eje de acción de la Tia Fanny sobre George (Foto-33) y una variación del ángulo del encuadre con un picado en la escena, manteniendo Welles la continuidad espacial tan dinámica como fluida de la escalera en el espacio de la secuencia.

Foto 28

Foto 28

Foto 29

Foto 29

Foto 30

Foto 30

Foto 31

Foto 31

Foto 32

Foto 32

Foto 33

Foto 33

Terminamos el análisis de las propiedades del plano relacionadas con el espacio y sus personajes con un momento de conexión entre el conflicto argumental de la Película, una precisa función del emparejamiento gráfico del montaje y el espacio de la Mansión destacando el nivel del encuadre.

La escena comienza con un plano medio de Eugene Morgan (Foto-34) escribiendo al que siempre fue su verdadero amor Isabel Minafer, a través de la diégesis sonora, el interior de la carta se convierte como testigo de una narración para el espectador, desde la percepción subjetiva de Morgan, destacando el verdadero obstáculo de su relación, su hijo George. Welles realiza un suave movimiento de cámara abriendo ligeramente campo sobre el espacio del actor (Foto-35) y fundiendo en negro la escena, a continuación sobreimpresiona con un fundido de apertura un encuadre oblicuo la Mansión, para destacar una lectura implícita sobre la verdadera naturaleza del problema, simbolizado desde el punto de vista de la casa desde el que George observa cada paso que da su madre (Foto-36), mientras seguimos la narración de Morgan con la carta a Isabel, Welles vuelve a un nuevo fundido de apertura con un plano de Isabel leyendo la carta (Foto-37). De esta manera el Cineasta ha conseguido una elipsis temporal de una gran sutileza en la secuencia, sugiriendo con la propiedad técnica del encuadre y la precisión del montaje.

Foto 34

Foto 34

Foto 35

Foto 35

Foto 36

Foto 36

Foto 37

Foto 37

La conclusión final, el carácter esencial de las propiedades del plano. Encuadres y movimientos de cámara al servicio de la exploración de un decorado, con una sabia dirección de personajes, logrando una perfecta armonía y un concepto de idea general en el conflicto drámatico de la historia.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+