Propiedades del plano

Año: 1948

Director: Roberto Rossellini

Propiedades del plano
El sonido diegético y extradiegético y su funcionalidad en el carácter psicológico de un muchacho envuelto en un espacio devastado por la guerra.
Más allá del Neorrealismo italiano como corriente, Roberto Rossellini abanderado del movimiento plasmó un estilo único y personal basado en la búsqueda de la educación y experimentación del lenguaje con la cámara.

Películas como “Viaggio in Italia, documentales como “Madre India” y producciones televisivas como “La toma del poder por Luis XIV”, son un ejemplo de variedad en la carrera de un Director preocupado por la realidad y la humanidad como temática, un proceso por otra parte de innovación mediante las distintas técnicas de la producción cinematográfica que a día de hoy se mantienen influyentes para nuevos Cineastas.

“Alemania año cero” producción de 1948 es un claro exponente en Rossellini a la hora de plasmar en el relato de Edmund, un niño de doce años que intenta sobrevivir en un Berlin de postguerra, un enfoque de desolación y veracidad desgarradora no exento de un concepto teórico. El reflejo de una Ciudad destruida como tono documental que envuelve la percepción de un muchacho y su dura gradación como metamorfosis hacia una dureza y desesperación absoluta.

Mediante el área del sonido analizaremos la experimentación de Rossellini con el carácter psicológico de su personaje protagonista. Un análisis donde la influencia y la inseguridad que se ejerce sobre Edmond durante toda la película y la presión subjetiva como desequilibrio en su figura, irán caminando al compás de su recorrido por una urbe destruida por los bombardeos.

La manipulación de un efecto concreto y su tono sonoro, la importancia de la banda sonora de Renzo Rossellini para resaltar un perfil y su conflicto referencial, o la funcionalidad del sonido simultaneo como significación de un estado emocional, serán temas a tratar dentro del análisis técnico en la película mediante el estudio de los sonidos diegéticos y extradiegéticos.

Comenzamos el análisis mediante la justa y medida introspección de la cámara de Rossellini en cuatro momentos dramáticos sobre Edmond que ayudan en gran medida a establecer un permanente rechazo de sentimentalismo frente a la figura protagonista en su variación de encuadres. A lo largo de toda la película, el sonido desempeña muchas funciones que ayudan al espectador a percibir el sostenido conflicto interior de un muchacho y su tortura psicológica dentro de un escenario en una guerra devastadora.

Foto 01

Foto 02

Foto 03

Foto 03

Foto 04

Foto 04

LA FUNCIÓN EXTRADIEGÉTICA DEL SONIDO Y LA SUBJETIVIDAD PSICOLOGICA

La manipulación del nivel en un sonido extradiegético proveniente de una fuente exterior al espacio de la narración, sirve para interpretar un significado metafórico interior y subjetivo sobre Edmond, reflejado en diferentes momentos de la película que le van conduciendo a una situación limite. Un nivel caracterizado en el golpeteo de un tambor ascendente como forma de percusión martilleante que ira repitiéndose en determinantes secuencias y que hemos expuesto en los VIDEOS DIDÁCTICOS 1 y 2

 

La banda sonora de Renzo Rossellini va más allá de sus imágenes, poniendo de relieve una realidad escénica con una partitura de sonidos extradiegéticos como melodía acorde a un tipo de leitmotiv que infunde y a su vez sugieren angustia y desasosiego en el espectador. Momentos como en el VIDEO DIDÁCTICO-3 donde la fuerza de la partitura revela un sostenido mal irreparable que va lastrando la inocencia en un muchacho. Una sinfonía como conductor psicológico en el deterioro gradual y subjetivo en un muchacho, apegada a la veracidad de unos hechos históricos sabiamente combinada con otras áreas técnicas como las propiedades del plano al compás de sus encuadres.

 

Por ello el estilo de planificación de cada encuadre sin prácticamente decorados y un uso de la luz real logra una improvisación progresiva y simétrica en su concepción.

Una utilización del encuadre móvil en planos medio cortos más cerrados sobre Edmond (FOTO-5) mediante travelling con panorámica abriendo campo (FOTO-6), escenificando la integración del personaje y su entorno dramático dentro de un plano general.(FOTO-7).

Foto 05

Foto 05

Foto 06

Foto 06

Foto 07

Foto 07

 

Determinados sonidos a los que Rossellini otorgara un nivel característico en este tipo de secuencias, resaltando el ruido de los pies de Edmond caminando sobre los escombros en sus sucesivos paseos por las ruinas de una ciudad destruida por las bombas. Motivos sonoros sin música ambiental en ocasiones, como experimentación psíquica de un sistemático resquebrajamiento interior de su protagonista, en concordancia con el espacio que le rodea dentro de una repetición como esquema visual en el uso del plano y sus propiedades. (FOTO-8) (FOTO-9) (FOTO-10)

Foto 08

Foto 08

Foto 09

Foto 09

Foto 10

Foto 10

 

EL SONIDO Y LOS EFECTOS DIEGÉTICOS EN UN MARCO DE DESTRUCCIÓN.

Llama poderosamente la atención desde la creación de un realismo documental en sus imágenes como Rossellini experimenta desde la variante sonora y que el espectador se haga sus propias expectativas desde la lectura devastadora de un país y unos habitantes destrozados por la guerra.

Además del uso extradiegético de unos sonidos de la película que proceden de una fuente externa como su Banda sonora o el comentado deterioro psicológico de Edmond, mediante un progresivo golpeteo de una percusión subjetiva en su cabeza, hay que añadir la fascinante utilización sonora procedente del espacio en la historia (sonido diegético), ofreciendo una corriente de información más sintomática y abstracta como lectura que pasamos analizar en una de las escenas del muchacho y sus paseos por la ruinas de la ciudad (FOTO-11). De repente un sonido en off con fidelidad diegética en unas notas de piano a modo de ritual religioso, llaman poderosamente su atención parándose en medio del espacio devastado mientras observa en un plano con escorzo que el sonido procede de una catedral (FOTO-12). Rossellini mediante el montaje nos conduce a una fidelidad visual y sonora al presentarnos verdaderamente la fuente del sonido en un plano del pianista (FOTO-13). Un nuevo plano general de Edmund y otras figuras en el encuadre escuchando la melodía (FOTO-14), refuerzan la fidelidad diegética y abstracta del sonido, una lectura indecible como religiosa de su director sobre sus personajes en un paisaje de destrucción.

Foto 11

Foto 11

Foto 12

Foto 12

Foto 13

Foto 13

Foto 14

Foto 14

 

La conclusión final, el control experimental en sus variantes del área del sonido para ilustrar un efecto gradual sobre un personaje en concordancia con su espacio exterior.Motivos sonoros tanto internos como externos para guiar nuestras expectativas sobre una profunda reflexión de los horrores de la guerra.

Comparte: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+